Mucho gusto, nos vemos pronto.

A la mayoría de los jóvenes no les interesa en absoluto estudiar la carrera de teología. Muchos jóvenes me dicen que no aguantarían la presión de la iglesia, otros dicen que es mucha responsabilidad y no están dispuestos a correr el riesgo, eres el centro de atención junto con la familia pastoral, tienes que ser intachable, no puedes ser libre, etc. Tienen razón. El ministerio pastoral es algo muy solemne y de mucha responsabilidad. No es un juego y tienes que “sacrificar” algunas cosas.

Mi padre siempre me dijo que hay muchísimo más cosas positivas que “negativas”y que en realidad lo negativo lo transformas en positivo si amas el ministerio. 389528_10151080133295038_207967869_n

Viajar, conocer nuevos lugares, conocer personas muy interesantes, culturas y costumbres diferentes, hacer mudanza constantemente, entre otras cosas que hacen del ministerio pastoral algo increíble, lleno de misterios y sorpresas. El ministerio pastoral es un estilo de vida el cual a muchos no les parecería atractivo, pero a mi me encanta.

Ya no recuerdo todas las mudanzas que preparamos como familia rumbo a un nuevo distrito en una nueva ciudad. Recuerdo los nervios de ir a un nuevo colegio a mitad de curso escolar, y al final, lloraba por que no me quería ir y dejar a mis nuevos amigos. Cuando llegaba el tiempo de hacer maletas y poner todo en cajas bien selladas con cinta canela tenia la seguridad que encontraría nuevos amigos y muchas otras actividades que hacer en mi nueva ciudad y con mis nuevos amigos.

El viaje era… bueno, siempre me quedo dormido, pero recuerdo que cuando llegaba la hora de viajar poníamos el cassette de sexteto praise acapella, los de Armando Miranda o de mis historias favoritas de la Biblia. Recuerdo el miedo y la emoción de conocer mi nueva casa, escoger mi cuarto, sacar de la caja mis carritos, mi grúa color verde y  la ropa hecha bola en el cajón por que no podía perder tiempo en eso (mal hecho), era tiempo de explorar cada rincón de la nueva casa.

Si en la casa encontraba un buen rincón o lugar que podía utilizarlo como escondite, era la casa perfecta. Recuerdo que mis papás siempre se presentaba con los nuevos vecinos y constantemente les regalaba cosas de la iglesia o cualquier tipo de postre. En el ministerio también aprendes a ser hospitalario. Recibíamos visitas constantes de hermanos, pastores que venían de viaje y colportores.

379130_10151080134280038_2129397946_nSi pudiera elegir de nuevo mi carrera no dudaría en elegir teología y servir a Dios en este ministerio, aunque hay momentos tristes y a veces de frustración, las recompensas son mayores por la gracia y misericordia de Dios. Gracias a mi familia por dejarme la mejor herencia. 

Mucho gusto 

El momento de la despedida siempre es difícil. Prefiero no hacerlo. Se que en algún momento nos volveremos a encontrar con todas las personas maravillosas que han hecho de este viaje algo maravilloso. Aunque a veces la comunicación se pierde con muchos amigos se que si nos volvemos a encontrar todo va a ser como en los viejos tiempos. No queda más que decir MUCHO GUSTO, NOS VEMOS PRONTO.

 

Etiquetado , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: